31.3.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 3:44 a. m.
A esta altura, no sabés cuál está más hecho bosta.
 
27.3.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 6:42 p. m.
Mucho Iron Maiden, mucho Doncella de Hierro, pero la posta la tiene Paul Di'Anno...

...con su gira Laferrere - Sydney.
 
25.3.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 9:31 p. m.
(Kraftwerk y sus compus locas, teloneros de la noche)

Soñé que tocaba Radiohead en Buenos Aires. Que tantas súplicas, presagios y joditas por el Día de los inocentes se hacían realidad. Que el público se cruzaba con las banderas del Partido Justicialista yendo por Libertador. Que algunos rebotaban en la entrada, con los tickets truchos que algún hijo de puta puso en reventa. Que la banda de Oxford salía al escenario y arrancaba con 6 temas, más o menos en este orden:

1) 15 Step 2) Airbag 3) There There 4) All I Need 5) Kid-A 6) Karma Police


Dentro de mi nebulosa, veía que Thom Yorke agradecía en castellano ("Gracias", "Muchas gracias") con su ojo mocho, pero no se ponía la camiseta argentina, por suerte. Mientras tanto aparecían algunos intentos-de-pogo en los momentos power, como el princpio de "Bodysnatchers" y el cierre de "Paranoid Android". Uno del público gritaba "¡Ahí está Vicentico!" cada vez que un discapacitado levantaba su bastón desde el campo.

Me acuerdo que sonaban muchos temas de In Rainbows (obvio), Kid A y los obligatorios de OK Computer. Algo de Hail To Thief, un poco de The Bends, pero hasta ahí nomás. Que "How to Disappear Completely" se la dedicaban a los familiares de desaparecidos, a 33 años del último golpe militar ("de mal gusto", se quejaba una amiga). Y que la gente coreaba:

"Hay que saltar, hay que saltar, el que no salta es militar".

(nadie cambiaba "militar" por "inglés", obviamente)


Soñé que tocaban "Go Slowly", un tema del segundo disco de
In Rainbows, ese CD 2 que nadie escuchó. Que la presentanción de Radiohead se cogía de parado a esos shows que viste de Coldplay (Gran Rex), Muse (Gran Rex), Keane (River) o Travis (Velez). Que Jonny Greenwood tocaba todo, y que daban ganas de regalarle un bandoneón o un charango, como para decirle: "A ver si te la bancás con este, pibe".

Flotando en mi nube onírica, algunos fanáticos pedían "High & Dry" y "Fake Plastic Trees", pero al final cerraban con "Creep", como queríamos todos. Que el
skrakunk-skrakunk de la guitarra, golpeteando antes del estribillo, te incendiaba la cabeza. Que el grupo se iba del escenario, y que terminaban enfiestados en el Faena Hotel.

Todo eso soñé. Hasta que alguién me codeó en el estómago y me despertó. Me decía que me fuera del predio, que enfilara para la salida, que tenían que limpiar. "Vamos, chicos, vamos", apuraba un tipo de seguridad. Y ahí me cayó la ficha, definitivamente. Estaba en el Club Ciudad de Buenos Aires. Cerquita de River, Obras y la ESMA. 23.45 horas. Todavía era 24 de marzo de 2009.
 
23.3.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 1:01 a. m.
¡EXCLUSIVO! La lista de mañana

 
19.3.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 1:48 a. m.




¿Y? ¿Vos con cuál te quedás?
 
17.3.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 1:01 a. m.
La semana más larga de tu vida
 
14.3.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 3:12 a. m.
De los creadores de The Strokes y "los salvadores del rock" (?), Arctic Monkeys y "el quinto mejor álbum británico de todos los tiempos", The Klaxons y "la banda más emocionante y visionaria de la década", llega...

Con ustedes, la banda internacional más inflada de los últimos meses. Tanto, que el cantante de Banda de Turistas está pensando en ponerse una panchería por Ituzaingó con alguna de las chicas de No Lo Soporto.
 
9.3.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 4:13 p. m.
Nada de Manu Chao, o Keane. El fin de semana me interné en el Atlas Santa Fe para ver varios rockumentales del festival In-edit. Viernes, sábado y domingo: sobredosis total. Cierro los ojos y todavía veo a los Pixies modelo 2004: viejos, gordos y pelados ¡Hasta sobrios! A Ian Curtis bailando al borde de un ataque de epilepsia. A Dee Dee Ramone rapero -en 1989- diciendo que quería ser negro, y abandonando para siempre su corte taza.

(Lobotomy, lobotomy!)

A Johnny Cash tocando en la cárcel de Folsom (1968), a miles y miles de kilómetros de Olmos y Marcos Paz. A la CIA persiguiendo a John Lennon, y Melero a los Babasónicos. A Katja Aleman en fila 14 viendo imágenes del CBGB, con unos baños peores que los de Cemento. A uno del público gritando "¡Aguante el Globo!" sobre el final del clip El día del huracán (Él Mató).

(Pen-de-jo!)

Algunos periodistas merodeando la zona. Diego Mancusi, Juan Manuel Strassburger, Facundo Lozano, y los clásicos sangucheros. El Bebe Contepomi mandibuleando en la puerta. La Periodista Fantasma, sentada a mi izquierda, maldiciendo al inventor del aire acondicionado. Cinco pelis seguidas y varios días de propóleo asegurados. Pero hasta resfríada y envuelta en Carilinas es lindísima esta muchacha. She's a sensation.

(Roxanneeeeeeee!)

Siguen los flashbacks: Mario Pergolini presentando a los Ramones en Hacelo por mí. Gente contando las moneditas en la cola para el ticket de $0,76 (pelis nacionales). Algunos que vienen del recital de Keane. Otros que se van para el de Manu Chao (infaltable la remera amarilla con el logo de Mano Negra).

(Gabba, gabba hey!)

Y cómo olvidarme de las 6 personas -only six- viendo la peli de Loquillo en la función del viernes a la tarde. Los yankis saqueando los negocios de Nueva York, en pleno apagón de 1977. La gente gritando "No se escuchaaaaaaa" y "¡Voluuuuuuumen!" en la peli de los Clash. Y el mentón de Carca en la primera fila.

(Where is my mindddd?)
 
5.3.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 2:16 a. m.
"¡Te cambiaste las bermudas, Chango!"

(grito desgarrador de un fan de Él Mató, el sábado en Niceto)

Las bermudas naranjas de Santi Motorizado ya tienen grupo de Facebook y amenazan con desbancar al jardinero del Tete de La Renga y a la boina de Manu Chao.
 
2.3.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 2:06 a. m.

Muerto en el placard #8: Look What the Cat Dragged In (1986)

Lo defiende con el spray en la mano: Mariano Sleiman

1) Para cuando salió el disco debut, en 1986, todos querían estar en una banda de sleaze (o hair metal, ese es más desagradable a mi entender). No jodamos, si hasta acá Cae robaba tiempo después con Bravo e intentaba armar una movida interna del género. Y dentro de todos los maquillados y super lookeados de la época, Poison era de lo mejor a nivel sonido y ejecución.


2) Señoras y señores, esto es un álbum fiestero. Está todo bien con que Thom Yorke sea cuasi tuerto y sufra desgarradoramente, aún ahora cuando ya tiene más dinero que la reina de su país, pero, hasta antes del grunge, la gente aún quería divertirse. Y el sleaze era, más que nada, diversión. Más básico aún, era rock & roll. Y se basaba en todos sus preceptos: el sexo, los gatos, la fiesta, el alcohol, la droga y todas las cosas por las que la gente forma una banda y se muda a Los Angeles.


3) Canciones. Sí, sí, este disco tenía canciones. Tracks como Talk Dirty To Me, Cry Tough, I Want Action y el que le da el nombre al disco, demuestran que los tipos entendían más que bien lo que estaban haciendo y cómo había que llevarlo a buen puerto.


4) La vida de esta gente. Si bien nunca fueron muy galanes que digamos, sacando a Brett Michaels, estos ya señores con canas (y botox) se han cepillado a medio planeta, incluyendo aquel famoso idilio (y video) de Pamela Anderson Lee con Michaels. El que me dice que prefiere la vida comprometida de Silvio Rodríguez a esta, me deja su dirección que voy y lo ajusticio.


5) La época. Okay, todo el mundo dice que este género arruinó al rock de esa época, que bla bla bla y más bla. La cosa es que, a pesar de todo, existen grandes discos de muy buenas bandas dentro de esta movida. Y yo en el 86, veía el glorioso MUSIC 21 y me criaba entre esto, Motley Crue y otros pesos pesados del sleaze. Los pendejos ahora tienen Patito Feo. O Callejeros ¿En qué quedamos?


Bonus track: Poison en Ritmo de la Noche