29.10.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 4:36 a. m.
Con ustedes, los sucesores de Oxizakre: TORCH



("le pagamos a 3 gatos, vos ponés la quinta, alguien nos filma, y listo")



(ese solo de trompeta, minuto 1:40, es sublime)



(¡Son Los Marrones, los de Capusotto! Yuta, yuta, yuta)
 
25.10.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 11:15 p. m.
La indómita luz
Se hizo carne en mí

Y lo dejé todo por esta soledad


Pasó "Demoliendo hoteles". Pasó "Promesas sobre el bidet". Pasó "Adela en el carrousell". Hasta ahora, todo bien. Pulgar para arriba. "Con esto nos santificamos todos", anuncia Charly García, y emerge la figura del Flaco Spinetta desde un costado, con su remera de la campaña Conduciendo a Conciencia. Y ahí están dos de los tipos más grossos que nuestro rock supo conseguir. Abrazados, sonrientes, rockeando en un estadio Vélez pasado por agua. De nuevo unidos para "Rezo por vos", como aquella vez en ATC (1985), en el programa Cable a Tierra, mientras a Charly García se le incendiaba el departamento.

Y leo revistas

En la tempestad

Hice el sacrificio

Abracé la cruz al amanecer


Juntos en un mismo escenario, decíamos, como el show en Obras (1980) de Serú Girán y Spinetta Jade (algo así como si hoy La Renga y Los Piojos tocaran juntos en River). O como en las grabaciones de Yendo de la cama al living (1982), primer disco solista de García, donde el Flaco hizo sus aportes en "Peluca telefónica" (+ Pedro Aznar), "Canción de 2x3" y "Vos también estabas verde".

Morí sin morir
Y me abracé al dolor
Y lo dejé todo por esta soledad

En 1985 grabaron unos demos, conocidos como Spinetta/García (el disco en teoría iba a llamarse Cómo conseguir chicas), que quedaron en la nada. Había temas como "La pelícana y el androide", "Una sola cosa", "Hablando a tu corazón" y, obviamente, "Rezo por vos". Al final se pelearon, dicen que Charly le revoleó un cenicero a Spinetta (sí, el rock argentino también tiene sus momentos Rial) y bla bla bla. Un tiempo después, uno patentó su versión en Parte de la religión (1987) y, el otro, en Privé (1986).

Ya se hizo de noche

Y ahora estoy aquí

Mi cuerpo se cae

Sólo veo la cruz al amanece


Charly presenta a Spinetta en la cancha de Vélez como su "ídolo y maestro". Los chaparrones (¡Rayos y todo!) se largan más fuerte que nunca: pico de rating, momento cúlmine, climax, súmmum, orgasmo, cenit y la lista de sinónimos de la RAE sigue. "A lo' piloto', lo' piloto, lo' piloto'", gritan los vendedores, ya afónicos, en el medio del campo, dando a entender que por 10 mangos, y una vocal cambiada, podías llevarte a Luisana o Darío. La dupla rockera se despide emocionada, la gente aplaude y la presentación sigue con "Yendo de la cama al living", "Canción de 2x3" y "Nos siguen pegando abajo". Todavía hay show para rato.

Y curé mis heridas
Y me encendí de amor

Y quemé las cortinas

Y me encendí de amor
de amor sagrado
 
23.10.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 12:03 a. m.
(¡Feliz cumple! 58 pirulos)
 
20.10.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 12:24 a. m.
Calificaciones
* * * * * Grossa * * * * Muy buena * * * Cumple * * Infumable * Rapidshare

(juro que la tapa no la hice yo!)

Película: Armonía casera mayor
Director: Antonio Birabent
Actores: Antonio Birabent, Luis Volcoff, Martín Buscaglia, Diego Rolón, Paula Pomeraniec, Pablo Hadida, Luciano Casanova, Alejandro Carrillo , Pichu Serniotti, Sebastián Fernández, Cecilia Peckaitis.
Género: Romántica
Calificación: * *

Sinopsis:
Los dilemas de un artista que tiene más discos (12) que fans. Un hombre que caminaba, caminaba sin cesar, hasta que fue sorprendido por los recuerdos de su padre, su pasado como actor, los viejos amores y su pasión por Buenos Aires (¡Y el Paint!).

Película: El Baile oficial
Director: Karamelo Santo
Actores: Guillermo "Goy" Ogalde, Pedro "Piro" Rosafa, Gody Corominas, Pablo Clavijo, Diego Aput, Lucas Villafañe, Mariano Ponce de León, Alejandro Pozo y Juan Pablo Pelaez
Género: Comedia
Calificación: * * *

Sinopsis:
Los enredos de 9 mendocinos que viven de fiesta por Europa, rindiéndole culto al buen vino, al mestizaje y a la Pachamama. Pero algo inesperado cambiará sus vidas para siempre.

Película: Psicomágico
Director: Cuentos Borgeanos
Actores: Abril Sosa, Agustín Rocino, Diego López y Lucas Hernández
Género: Aventuras
Calificación: * * *

Sinopsis:
El viaje de cuatro jóvenes al mundo de Alejandro Jodorowsky, entre rituales chamanes, sesiones de psicoanálisis, canciones sanadoras y libros de Nietzsche. Corre el año 1999 y deben encontrar una solución antes de que el efecto Y2K acabe con el mundo.

Película: Las crónicas del viento
Director: Lisandro Aristimuño
Actores: Lisandro Aristimuño, Palo Pandolfo, Fito Páez, Diego Frenkel, etc.
Género: Drama
Calificación: * * * *

Sinopsis:
La angustia de un joven que viene de La Patagonia (Viedma) a establecerse en Buenos Aires y encuentra su lugar escribiendo canciones, haciendo radio y conociendo nuevos compañeros de aventuras (Kevin Johansen, Liniers, etc).

Película: Frisbee
Director: Boom Boom Kid
Actores: Carlos Rodríguez
Género: Infantil
Calificación: * * *

Sinopsis:
Las aventuras de un niño que no quiere crecer, que viaja por todo el mundo, que se vive cambiando de nombre y que sueña con convertirse en un gato. Su vida toma un nuevo rumbo cuando encuentra un disco volador de color verde que lo transporta hacia otras galaxias.
 
16.10.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 3:03 p. m.


Avanti morocha, versión 2009, para cuarentones que se olvidaron del rock

Como Sinatra, pero de Morón (¿?) Jua, jua... ¡Juanete!

Ahora, en serio, ¿Cuándo vuelven Los Caballeros de la Quema?
 
13.10.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 9:03 p. m.
"Hasta que no se agachen todos, no seguimos". Vicentico amenaza al público, durante "Mal Bicho", y la monada obedece en cuclillas, para el rezo de "a las guerras, a la violencia, a las injusticias, y a tu codicia". El campo está lleno de público ATP (público familiero, de ese que va a comer unos panqueques a Lo de Carlitos después del show), rastas old school, y alguna que otra remera de Mano Negra o Sumo. Caras largas por la derrota de River contra Independiente, también. Hay un chico en silla de ruedas, con bocina, que la hace sonar para festejar los temas (¡Ídolo!), un pibe bajoneando 3 hamburguesas (gaseosa incluída), el Bebe Contepomi transmitiendo en vivo para Mandíbula TV, con 3 o 4 monigotes pogueando para las cámaras, y un clon de Raúl Porchetto en la época de Metegol (1980).

Los Fabulosos Cadillacs ofrecen una versión baqueteada del Satánico Pop Tour, la gira revival que arrancaron el año pasado en México. Una versión con menos temas, casi sin invitados (salvo que Astor Cianciarulo cuente como tal), un sonido bajísimo (por culpa de la Agencia de Protección Ambiental porteña que medía el volúmen por la queja de los vecinos) y una puesta en escena más pobre que la última de River. Una gira que empezó mofándose de la de Soda Stereo, pero que nunca le llegó ni a los talones, por más Martas Minujines que llamen.

El operativo Me Verás Volver en Cadillac se estira con ooootro disco de refritos (El Arte de la Elegancia, con reversiones new-wave, más cerca de B-52 que The Specials), antes de recurrir al clásico CD+DVD -en vivo- de todos los regresos (seguro sale en 2010, ¿No?). Título paradójico el del sucesor de La Luz del Ritmo, para una banda descontracturada y extravagante, liderada por un tipo al que siempre tildaron de sucio (y desprolijo), tras años de bermudas, camisas desarraigadas y panza afuera.

El recital -a beneficio de Cáritas- en el Club Ciudad arranca frío, medio Rolito, pero de poco va tomando temperatura. Hay canciones que huelen a pubs de los '80 ("Silencio Hospital", "El genio del dub", "Mi novia se cayó en un pozo ciego") y otras que recuerdan a los tiempos del 1 a 1 ("Mal Bicho", "El aguijón", "Carmela", "Gitana", "Saco azul", "Padre nuestro").

Entre aviones que van y vienen desde el Aeroparque Jorge Newbery, brillan "Nosotros egoístas" (un regalo para Toto Rotblat, el as del ritmo), "Siguiendo la luna" (para franelear con tu novia, amiga, vecina o lo que tengas a mano), "V Centenario" (ideal para este 12 de octubre), "Calaveras y Diablitos" (¡Volvé, Minimal!) y el bolerazo "C.J" (inspirada en Valeria Bertuccelli, la Tana Ferro, alias "Cejota") con la guitarra surfer de Adrián Castinieira, capo de Los Kahunas.

"Ya nos vamos, señora", bromea Vicentico, tirando palos para los vecinos de Nuñez, con su temperamento tan particular (mordaz, infantil, desubicado). Flavio anda en skate (eh, tío, cuál es?) sobre el escenario, gracias al gordo Walas, y Rotman (el Bob Patiño argentino) sacude su melena, anticipándose al final futbolero de "Yo no me sentaría en tu mesa" (ohhhhhhh, oh, oh, oh, oh, oh). Vicentico, ya sin bastón, se despide de la gente, con un speech improvisado, dubitativo, ambiguo, como cuando no te animás a cortarle a tu novia: que los Cadillacs se van, pero no del todo; que se van, pero se quedan, que se van por un tiempo, que van a ver cómo sigue la cosa ahora, que ya nos volveremos a encontrar algún día. Cosas así. De todo, menos un "Gracias totales".

ENCUESTA: ¿Siguen LFC o se plantan?
 
12.10.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 12:19 a. m.
Maxi Prietto y Mariano Castro están enfrentados. No, no, pero no "enfrentados" en el sentido de "peleados", estilo Rial. Sólo están uno enfrente del otro, zapando en el Zaguán, estudiándose con la mirada. Uno toca la viola, de espaldas al público, y canta en un idioma indescifrable para la ciencia. El otro, en la bata, le sigue el juego, lo provoca, le responde y le balbucea unos coros onomatopéyicos. Ellos forman Prietto viaja al cosmos con Mariano, un dúo psicodélico bien low-fi, como unos White Stripes sin foniatra, que arrancan con un tema y no sabés dónde va a terminar el trip. Dan recitales imprevisibles, explosivos, fantasmagóricos (tomá, Gori) y lisérgicos. Es sólo rock espacial, but I like it. Show auspiciado por Pepas Barret, las que toma Jason Pierce.

En el reducto de Balvanera (viernes 23.45 hs) sube la temperatura con "Verano fatal", una de las baladas más polenta de la banda. La otra, "Av. Corrientes", que la pegó en México el año pasado, a tal punto que EMI la editó directamente como "Noche de sábado", no suena hoy (¿hit maldito?). Un par de cuelgues más (como "El Bombero", mortal) y los Spacemen 2 se bajan del escenario. Es el turno de La Patrulla Espacial.

Repasemos: tienen dos EPs ("Boogie en la luna", "Boogie del humo") y un CD para descargar online: "Todos los ocasos" (¿No es muy Manal esa tapa verde?). Formación de cuarteto, con doctrina de blues y rock and roll, a lo Pappo, llegado desde La Patagonia. Si se lo cruzan a Lisandro Aristimuño, se lo comen crudo. Salen y pelan "El perfume", "Toda la noche", "El hogar de nuestras vidas" y varias más. Flotan aires setentosos, voces carrasposas, coritos pegadizos (uh-uh), mucho wah-wah... ¡Y maracas! (¿?), que habrán sobrado de alguna versión de "Sympathy for the devil" o de algún tributo a Santana.

El lugar revienta (poguean Tati, Nat, Valle, la mini Pam Beesly, El Nene, Toro salvaje, Alf, Papada, la barra de Comodoro Rivadavia) y se descontrola el escenario. Se está desprendiendo un parlante de la derecha, ¡Alguien que lo ataje! A eso de la una, suena la campana, y hay que ir recortando la música en vivo por orden municipal. Un par de bises, y a la cama. O a deslizarse hasta la barra del Zaguán, a tomar unas maltas con amigos, en puntitas de pie, para no hacer mucho ruido. Los tiempos post-post-Cromañón funcionan así.
 
9.10.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 1:22 a. m.
(¡Ya falta menos!)
 
7.10.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 5:44 p. m.


(Lucas Martí arruinando un temazo de Hermética)

Otras sugerencias:

Destrucción - Por Leo García

El Pibe Tigre - Por Emmanuel Horvilleur

Tu eres su seguridad - Por Miranda!

Brigadas metálicas - Por Rosal

Memoria de siglos - Por Migue García
 
5.10.09
escrito por Nicolás Igarzábal a las 4:03 a. m.

("Pájaro Tuerto" - Gabo Ferro)

El caso de
Gabo Ferro es como el de Divididos, pero al revés: en los últimos 5 años, grabó 5 discos, ¡Aprendé, Mollo! Desde que (re)apareció en la escena indie, en 2005, motivado por Ariel Minimal, el tipo trabaja para dejar una obra, un legado artístico. No busca hits, una alta rotación en MTV, ni se muere por tocar en el Personal Fest. Tampoco te manda spam para que lo votes en ningún concurso. No.

Este trovador de Mataderos le pone garganta a todas esas canciones que un hombre no debería cantar, como se llamaba su primer disco, grabado en un sólo día, en los -ahora- desaparecidos estudios TNT. Con folk, rock y chacarera, rescata
la tradición del Viejo Rock Argentino de La Cueva (y no el de La Mega), con huellas de Miguel Abuelo, Moris, Tanguito y Nebbia, pero sin esa inocencia hippie tan sixtie.

Entre falsetes y susurros, Gabo le canta al amor, a los celos, a las peleas de alcoba, desde una mirada distinta.
Explota una veta hermafrodita (como bien hacía Federico Moura) y cierta temática gay (lejos del puto sufrido y amanerado) con canciones como "Costurera y carpintero", "Mi vida es un vestido" o "El amigo de mi padre". A veces cuesta creer que sea el mismo compositor que años atrás, al frente del grupo Porco, aullaba temas hardcore y escatológicos, como "Puto mandril", "Manadas acabadas" o "La vida es una mierda".

Sobre el escenario, se puede dar maña solito con la guitarra (desnudo total, como en la tapa de su DVD) o en plan banda, empuñando una criolla con cola de tiburón, como en la foto de acá arriba, para una versión punk-rock de "Felicidad vitamina". Despotrica contra la industria de las discográficas, el circuito de managers y prensas, a tal punto que en su segundo disco, Todo lo sólido se desvanece en el aire, se resguarda citando al Manifiesto Comunista -1848- de Marx y Engels (es profesor de Historia, señores, no lo puede evitar).

Gabo tiene una de las mejores cuerdas vocales del rock actual (increíble escucharlo en vivo, haciendo "Dios me ha pedido un techo" a capella, a oscuras, camuflado entre el público), es un referente indiscutido de los cantautores sensibles (hijos de la lágrima, como Palo Pandolfo, Lisandro Aristimuño, Flopa, Coiffeur y Juan Ravioli, por tirar algunos nombres), una joyita dentro del catálogo de Azione Artigianale (ahora de Oui Oui Records) y, como él mismo se define, un "militante del humanismo".